15-12-2015 CSIC, El Pescaíto de Carmela Granada, Gulas en Granada, Karlos Arguiñano, Karra Elejalde, La Gula del Norte, Ocho apellidos vascos, pescado,

Las gulas, el CSIC y ‘Ocho apellidos vascos’

Blog entrada

¿Sabes qué tienen en común la peli Ocho apellidos vascos, el CSIC y Karlos Arguiñano? Pues por muy raro que te parezca, las gulas del Norte.

Ese manjar con apariencia de fideo chino no siempre estuvo ahí, y de hecho su existencia se remonta a las Navidades de hace 25 años, cuando un avispado empresario de un pequeño pueblo del País Vasco inventó las gulas poniendo remedio así a la crisis de las angulas y dándole al consumidor las posibilidad de disfrutar de tremendo sabor (parecido, al menos) sin tener que arruinarse.

Hicieron falta muchas ganas para que la gula sea hoy lo que es, y no lo serían si su creador no se hubiera topado con un señor premio (el Premio Gold Star de Reconocimiento a la Eficiencia) que hizo que descubriera la máquina de hacer surimi.

Las gulas se generaron entonces gracias a laboratorios del CSIC, fueron conocidas a través del cocinero más televisivo de todos los tiempos, y siguen y seguirán (al parecer) consumiéndose con la ayuda del protagonista más marítimo de Ocho apellidos vascos, cinta que además de ser la más taquillera de la historia del cine en España está patrocinada, cómo no, por la gula del Norte.

¡Qué pintaza estas gulas con almejas!
¡Qué pintaza estas gulas con almejas!

¿Qué son las gulas?

Y en esos pocos centímetros se concentran un montón de ingredientes -mucho más que pescado-, que para más inri apenas engordan. Pero ¿qué son las gulas? Pues para empezar no son angulas (o lo que es lo mismo, los alevines de las anguilas). Las gulas son una creación a base de surimi de abadejo, similar al bacalao; merluza; harina; proteínas de soja; aceite…

Puede que tengan en contra a los ‘puristas’ pero poseen un valor nutricional que nadie puede negarles, y un sabor que si no eres un adicto a las angulas te encantará.

Formas de preparar las gulas

Cierto es que la forma más famosa de preparar las gulas es con ajillo y cayena, pero no es la única.

Basta con que os vayáis a la pestaña de la carta de El Pescaíto y descubráis que las gulas casan también con huevo y patatas paja. Y de este plato sí que sí lo mejor es probarlo, así es que nos guardamos la receta para que seáis testigos estando sentaditos a la mesa de que quedan de rechupete.

Pero hay más posibilidades: está la cazuela de gulas y gambas, el revuelto de gulas y setas, crepes de gulas y carabineros o la ensalada de gulas y vinagreta, por nombrar algunas de las decenas de posibilidades que nos dan.

¿Te vienes y nos cuentas qué te parecen las nuestras?.. Mientras te lo piensas, te dejamos este vídeo con dos artistas en torno a las gulas.

volver