16-04-2019

Arroz y recetas: elige la variedad ideal para cada plato

Caldereta Arroz Bogavante en el pescaito de Carmela

El arroz es la celebrity de los cereales. El guapo de la peli. Al que nunca negarías un bocado y por el que te saltarías la dieta (siempre). Es el segundo cereal más consumido en el mundo y un alimento indispensable para muchas culturas, incluida la nuestra.

Ha traspasado fronteras y ha pervivido en el tiempo por su versatilidad y su gran valor nutricional. Asiáticos, latinos, mediterráneos… a todos nos encanta y forma parte de nuestra gastronomía cotidiana.

No todos son iguales, existen miles de variedades y tipos de clasificaciones, pero, básicamente, podríamos distinguir entre los arroces de grano largo (que queda suelto y es de textura esponjosa), de grano medio (más redondo y el más usado en nuestra cocina) y de grano corto (que se apelmaza más facilmente pero absorbe mejor los sabores).

Cada tipo de arroz requiere un tipo de cocción y se utilizan distintas variedades en función del plato que vayamos a cocinar. Nosotros os contamos las variedades de arroz ideales para cada uno:

 

Arroces con sabor mediterráneo: paellas, al horno o caldosos

Empezamos por los nuestros. Los de los domingos en familia.

Para este tipo de platos, el ideal sería el arroz bomba o el redondo blanco tipo Senia. Su grano es medio y es el que más caldo absorbe de todas las variedades existentes, lo que hace que sea el más sabroso. Superado el tiempo de cocción no se rompe, sino se abomba con el caldo en su interior (y de ahí su nombre).

 

Mamma mía! Al rico risotto

El risotto es un plato meloso, untuoso. No debe quedar seco ni caldoso. El punto de cocción y la variedad que utilicemos es fundamental para que el cocinado quede perfecto.

Para platos de risotto, la variedad ideal sería el arborio y el carnaroli, de origen italiano, un arroz de grano corto con gran cantidad de almidón que se apelmaza con facilidad y que está tremendamente delicioso.

 

 

A un lado: ensaladas de arroz y guarniciones

Cuando el arroz no va a hidratarse en ningún caldo y lo servimos a temperatura ambiente o fría, necesitamos una variedad que tenga sabor y textura propia.

Para este tipo de recetas, el arroz ideal sería alguno de tipo aromático y de grano largo como el basmati, el jazmín, el rojo o el negro.

Otra buena opción sería el arroz integral, que tampoco se pega y su punto de dureza le aporta consistencia al plato. Cuidarse nunca ha sido tan fácil.

 

Japo: el sushi

Para hacer las bolitas de nigiri o los rollos tipo maki, necesitamos que el arroz esté apelmazado y sea un poco pegajoso. Esta característica es la que nos permite que los granos no se desmoronen al comerlos. Necesitaríamos un arroz de grano corto, redondo y glutinoso, con gran cantidad del almidón, como el de variedad japónica, que funciona perfectamente en este tipo recetas.

 

Y, hasta aquí, la lección de hoy, carmeleros. Si con este post ya te has convertido en un experto arrocero, pero sigues prefiriendo que, mejor, cocinen otros… Recuerda que en El Pescaíto de Carmela somos especialistas en arroces y que preparamos los mejores de Granada.

Eso sí, si te animas a cocinar, no te olvides añadirle el ingrediente principal: el cariño. Nosotros se lo echamos a puñaicos y por eso nos salen tan requetericos.

 

volver