19-02-2018 mejillones,

7 curiosidades sobre los mejillones que te harán adorarlos aún más

Blog entrada

Hoy nos adentramos en el maravilloso mundo del mejillón. Si eres de los que cuando tiene delante de sí un buen plato de este marisco no puede comer sólo uno, atento a las curiosidades sobre los mejillones que os vamos a contar. La primera: que es uno de los manjares más populares del mundo. Será porque es un producto que la mayoría de los hogares pueden permitirse debido a su bajo coste y será también porque son sencillísimos de preparar y buenísimos para la salud.

En El Pescaíto de Carmela servimos los Mejillones al Vapor, una delicatessen a pesar de lo fácil que es elaborarlos. No obstante, reconocemos que en todas sus versiones este ingrediente aporta un sabor exquisito. Nos acordamos de los mejillones a la marinera, el arroz con mejillones, los espaguetis con mejillones e, incluso, los mejillones en conserva.

Curiosidades sobre los mejillones

-De su forma: las hembras tienen la carne anaranjada y los machos, amarilla. Esas ‘barbas’ que tienen en el extremo les ayuda a agarrarse con fuerza a las rocas.

-De su hábitat: los mejillones viven fijos a las rocas y para poder alimentarse bombean cada hora unos 8 litros de agua. Obtienen fitoplancton y otros organismos marinos.

-De su cultivo: la técnica de cultivo del mejillón se conoce como miticultura. Fue en 1235 cuando el marinero irlandés Patrick Walton descubrió está forma de hacerse con comida cuando naufragó en la bretaña francesa.

-De su calidad:  Galicia es uno de los productores más importantes a nivel mundial.

-De sus beneficios: los mejillones son muy ricos en hierro, de ahí que se suelan recomendar a las personas que tienen anemia. Además, su alto contenido en vitamina B y en yodo los convierte en un alimento estupendo para los niños y los deportistas.

-De su vida: es difícil saber cuánto viven los mejillones, pero se estima que pueden alcanzar entre los 60 y 70 años.

-De su elaboración: si algunos de los mejillones que pones a cocer no se abren significa que ya estaban muertos antes. Durante el proceso de la cocción los músculos unidos a sus valvas se relajan y pierden su rigidez hasta que ceden al final. Si no es así es porque sus músculos no reaccionan y, por tanto, ya estaba muerto.

Si vienes a comerlos a El Pescaíto de Carmela igual te contamos alguna otra curiosidad relacionada con nuestro toque al hacerlos en la cocina. ¡Ni te lo pienses!

 

 

volver