24-02-2017 harina de garbanzo, tortitas de camarones,

Cómo hacer la tortita de camarones perfecta

Blog entrada

Las tortitas de camarones son de esos platos que nos trasladan directamente a la costa. Tienen la virtud de conseguir con el primer bocado que viajemos hacia esa típica escena de postal, donde el sol se esconde mientras paladeamos un sabor exquisito típico de Cádiz y famoso en otros muchos lugares de la geografía española.

El Carnaval es una de sus épocas más pródigas pero lo cierto es que las tortitas de camarones pueden comerse durante todo el año. En El Pescaíto de Carmela os animamos a que las probéis (si no lo habéis hecho ya) y disfrutar de una auténtica delicia hecha con todo el cariño por nuestros chefs.

Cuando un plato que viene de lejos, que es sencillo y enamora a multitudes funciona es porque ‘algo tiene’. Y ese algo que nos recuerda en buena parte a la tempura japonesa es el gran truco de una buena tortillita de camarones, como también se la conoce.

Como curiosidad deciros que el mismísimo Chef del Mar, Ángel León, se propuso llevárselas a la Quinta Avenida para que los neoyorquinos supieran apreciar el sabor de este plato tan andaluz.

Se han sumado a versionar la receta más popular chefs como Joan Roca o Juanlu Fernández.

tortitas de camarones-El Pescaíto

 

Tanto si quieres hacerlas en casa como si quieres degustarlas comprendiendo su sabor, ¡atento a estos trucos para hacer la tortita de camarones perfecta!

Fina y crujiente: ése el secreto pero no parece tan fácil. Consiste en echar mucho camarón a la masa para que sea este el que cree la estructura de la tortita.

Camarones de calidad: sin ellos no serían tortitas de camarones así es que imaginaros la importancia que tiene elegirlos de primera. Sus propiedades nutricionales, su contenido proteico y su baja cantidad en grasas lo convierten en un marisco muy recomendado.

Masa densa pero sin pasarnos: aquí lo importante es conseguir una mezcla equilibrada y homogénea entre la harina de garbanzo y la harina de trigo (misma cantidad cada una). Al añadir el agua ha de quedar algo densa, pero no demasiado. De lo contrario se nos quedaría cruda por dentro en vez de fina y crujiente como os hemos dicho más arriba.

Curiosidades de las tortitas de camarones

Según un gastrónomo gaditano, las tortitas de camarones podrían tener nada menos que 500 años. Otro dato interesante sobre su origen es el que apunta a dos ‘progenitores’: la farinata genovesa, un plato que utiliza la harina de garbanzos y que se puede servir con ajo y perejil, y las gachuelas españolas, que fueron el precedente de los actuales rebozados.

¡Nos encanta descubrir la historia de platos tan tradicionales como estos! Si quieres conocer más secretos de las tortitas de camarones, te las contamos en persona en El Pescaíto de Carmela.

volver